SEGUIDORES

viernes, 13 de abril de 2012

Gente del CONURBANO

Un cuento de Nilda............

La joya del Atlántico

Ud. me dice su nombre y yo me la veo esa madrugada pisando la  arena húmeda y parándose con dificultad. Los huesos duros,  y un vaso extralarge de plástico con restos de jugo y alcohol, culo para arriba,  que a mi me hizo pensar en  la luna cuando está alta en el cielo.
Calzándose el buzo, que antes fue almohada. Sacudiéndolo, frió y aun mojado, pero sin embargo amigable a esa hora, tan hostil como puede llegar a serlo la madrugada en una playa, agonizando marzo.
Yo había pasado y a lo lejos la miraba. Era lo único que podía hacer por esa época. No dejar de mirarla...  Se que durmió un par de horas, tenía las sandalias ahí nomás, ganas urgentes de piyar, gusto a muerto en la boca, el pelo desgreñado y el gesto de aquellos que saben  que a nadie le importaba su suerte. Más allá de lo que pudo llegar a reconstruir viendo el vaso, no creo que recordara mucho de la noche anterior. Es posible que no recordara nada, y solo yo vuelvo y vuelvo a eso. Y ahora Ud. que viene a preguntarme.  Es la sincronía.
Le voy a contar algo, total usted no es de acá, ni va a ser, y me cae bien, y hasta por la edad que tiene, podría ser hijo mió. No, no tengo hijos.................SEGUIR LEYENDO......

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... Yo me lo guiso