SEGUIDORES

martes, 31 de enero de 2012

MIS VERANOS EN FLOREANA.


Hola blogueros, sé que estoy un poco ingrata en las entradas, pero lo que pasa es que la vida se complica, cuando tengo el tiempo no estoy inspirada para escribir y asi al contrario, asi que hoy después de pensar en que queria escribir, y que  mi amiga querida Perilú quiere que cuente mi vida en las islas Galápagos, les voy a contar como eran mis veranos, un poco atípicos a los veranos de mis amigas por todo, por el entorno, por la gente y por lo que  haciamos, mientras ellas iban a las playas de la costa del Ecuador y se ponian o intentaban ponerse morenas y estar bajo un cocotero, yo pasaba mis dos meses y poco mas en Galápagos.
Nada mas terminar el colegio, al dia siguiente partíamos a Floreana, era un viaje largo porque eran muchas horas navegando nada mas y nada menos que 10 horas desde Baltra y si habia suerte 5 o 6 desde Santa Cruz.
Mi padre siempre nos esperaba y nos ibamos en el pequeño Tip Top de madera que él solo construyo, nunca fui una buena marinera, eso de que de tal palo tal astilla no era mi caso, nos mareábamos creo que todos, mi madre nada mas pensar que iba a navegar,..y yo detrás de ella, no me gustaba marearme pero era inevitable.
Después de dar de comer a los peces varias veces, por fin llegabamos, muertos y cansados de tantas horas de viaje, en total desde que salimos de quito sobre las 6 de la mañana y llegamos sobre las 9 de la noche a la Isla con suerte antes de que se apague la luz.
Al dia siguiente empieza la vida, siempre nos levantábamos a las 6 de la mañana porque a las 7 ya tenían que estar comidos y limpios los animales, y a las 7 desayunábamos nosotros, normalmente el desayuno lo haciamos en la casa de mi madre porque el almuerzo y la cena eran siempre  en casa de mi abuela.
Despues del desayuno y limpiar todo mi abuela nos ponia tareas, no le gustaba vernos sin hacer nada, asi que cada uno a lo suyo y si no habia nada que hacer ya se encargaba ella de buscarte algo.
Tambien era época de hacer el vino de naranja, si mi madre habia logrado contratar a alguien de la parte alta para que le baje unos cuantos burros con naranjas, solo nos tocaba pelar las narajnas y exprimir el zumo pero si no fue asi nos tocaba ir con los burros a buscar naranjas ya sea en la finca de mi tia o la nuestra o en el monte, llevabamos 2, 3 burros y era todo el dia en la parte alta, nosotros subiamos montados en el burro y la bajada ya era caminando porque ellos venian cargados de naranjas.
Al dia siguietne empezaba la tarea a pelar y pelar naranjas, una semana o mas lo  que fuera necesario, unos pelabamos y otros exprimian junto con mi madre, cuando ya tenia suficiente liquido empezaba ella con los preparativos del vino, con sus ingredientes y su secreto que no nos decia.
Eso nos llevaba con suerte un mes o menos, todo ese tiempo era bonito porque nos librabamos de todas las tareas que te buscaba mi   abuela, lo pasábamos bien, comiamos naranjas hasta el aburrimiento, que buenas eran, nunca he vuelto a comer  unas naranjas tan dulces y grandes.
Si no habian naranjas porque fue un año malo para la cosecha eran triste, habia que ir a que te ponga tarea la abuela, yo solia esconderme, me encataba leer y me leía todo libro, revista o loque sea que caia en mis manos, pero para leer tenias que tener tiempo asi que no me tocaba otra que esconderme y hacerme la sorda cuando ella tocaba la campana para que vayan a ver que queria;  Era una mujer muy estricta y yo y tambein  mis hermnos le teniamos miedo y mucho respeto, asique mas valia que salgas del escondite y vayas a ver que pasaba, normalmente era para tonterias, pero a ella no le gustaba estar sola y tenia a su tropa para que eso no pase.
En las tardes solian ir los yates con turistas, asi que teniamos que tener todo listo para eso, habia que limpiar la terraza, tener limpio el almacen y no podiamos estar en pantalon corto, nos manda  a poner una falda y un delantal, y ya estabamos listos para atender a los turistas y vender el vino de naranja, postales, camisetas y todo lo que ella compraba y mandaba a hacer. Antes de que se vayan los turistas pasabamos a las fotos....cuanto odie esas fotos, me sentia mono de feria, habia que sonreir,  muchas sonrisas...cuantas fotos habran por el mundo de nosotros...jajaja, a mi no me gustaba salir en fotos, siempre fui muy timida y me ponia muy roja pero no se podia decir que no, no se podia tomar la foto si no estabamos todos...., que recuerdos.
Y asi pasabamos los dos meses de verano, nada de dormir hasta las tantas y aburrirte, ahí no habia tiempo para aburrirse, porque si tenias ese pensamiento ya se encargaba ella de que no sea asi y estaba mi escape la lectura, muchas veces se apagaba la luz a las 10 de la noche y me quedaba en lo mejor de la lectura y encendia la vela para seguir leyendo, era un verdadero placer para mi leer...entre mi madre y yo creo que hemos leído todas las novelas de Corin Tellado, que buenas novelas escribia, algunas me leí mas de una vez, porque al año siguiente ya no me acordaba o no había nuevas revistas.
Era bonito en las tardes cuando iban los barcos sobre todo los de la marina porque iban tantos marinos que a esas edades entre los nervios de la edad y los jovenes guapos se pasaba un rato agradable, porque no se llegaba a nada, ellos se iban a la noche y nunca salio un ligue de eso jajaja.
Una vez me acuerdo que fueron y el capitan no sinvito a mi hermana y ami pero habia que pedir permiso a la Omi y ella dijo que no, que unas chicas tan decentes no podian ir a un barco lleno de hombres, asi que para una vez que nos invitaron no pudimos ir, y eso que nosotras teníamos ganas, habian chicos muy guapos.

Las tardes en que no habia turistas eran tardes tranquilas, despues de dar de comer y soltar a la gallinas para que paseen un poco era la hora del cafe, a las 4 en punto, y me encantaba eran momentos que nos sentábamos todos a la mesa y se charlaba un rato, hasta las 5 mas o menos que a las 6 las gallinas tiene que volver a sus casitas y a mi me encantaba ir a sentarme a la playa a ver salir la primer estrella, el atardecer que son increibles, voy a buscar unas fotos y las pongo.
Bueno, llega el momento de terminar, otro dia, no se cuando vuelvo y retomare..no se por donde...por Galapagos, Quito?, Las Palmas? Asturias....? quien sabe.

2 comentarios:

  1. Gracias Inge, sigo descubriendo cosas con tus relatos, me encanta, pero ojo!!! esperamos las fotos no tardes mucho en subirlas, seguramente no tienen desperdicio!!!
    besos, Perilú

    ResponderEliminar

Todo lo que hagas en la vida es insignificante, pero es muy importante que lo hagas porque nadie más lo hará.
Gandhi.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... Yo me lo guiso